Un olmo tiene una pera ante la insistencia de su dueño

Julián le pedía peras a sus olmos todas las mañanas

Julián Ortiz tiene un huerto en Santibáñez el Bajo (Cáceres) y todas las mañanas se levanta temprano porque tiene claro que al que madruga Dios le ayuda. Cuando llega a su finca lo primero que hace es echar de comer a sus gallinas y coger, si hay suerte, los correspondientes huevos.

Seguidamente se dirige a “echar un vistazo” a sus frutales,  higueras, naranjos y ciruelos. También tiene 4 olmos. Hace años tenía perales, pero una fuerte epidemia acabó con ellos. Desde aquel fatídico enero del 89 lleva pidiendo a sus olmos que tengan peras.

Julián le pide peras a sus olmos de diferentes formas, a veces canta, a veces reza y otras le susurra a su tronco y a sus hojas.

El pasado sábado y tras 25 años de insistencia por fin visualizó una pera en uno de sus olmos. Verde y arrugada, pero una pera al fin y al cabo.

La alcaldesa de la población: “¡chúpate esa Santibañez el Alto!”

Extremadura Tudei se ha puesto en contacto con Juana María Rodríguez, alcaldesa de Santibañez el Bajo, para conocer una valoración política del importante hallazgo, manifestando que “ha sido una auténtica sorpresa para todos sus vecinos” anunciando además que llevará la iniciativa para que el Olmo de Julián pase a convertirse en Bien de Interés Cultural. Finalmente, Juana ha indicado un “¡chúpate esa Santibañez el Alto!”.

Share Button

Otras noticias de Extremadura: