Secuestran a 4 cooperantes catalanes en Extremadura

Miembros de la ONG “Catalonia for Poor Spain (CFPS)”

Pere Pujol, Arantxa Baiget i Cantons, Jordi Mateo i Andrés y Francesc Llebot i Rabagliati son los cuatro miembros de la ONG “Catalonia for Poor Spain” que fueron secuestrados el pasado fin de semana mientras realizaban tareas de voluntariado en nuestra región. CFPS, que tiene programas abiertos en Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha, ejecuta actualmente labores educativas para la inserción social mediante la formación en reclamación de identidad nacional, así como de emprendimiento para aprovechar los recursos naturales del exterior.

Aunque el secuestro tuvo lugar el sábado 11 de enero, no hemos tenido noticias hasta ahora para evitar perjudicar el proceso de negociación entre la diplomacia catalana y española. El Gobierno Autónomo Extremeño ha puesto a disposición de la comunidad internacional hasta cuatro vehículos de DYA como muestra de su preocupación por el secuestro. A pesar de todo, se sigue sin tener noticias del paradero de los cooperantes.

Jordi Mateo i Andrés, natural de Casteldefels, tiene 32 años y lleva 7 dedicados a la cooperación  para la creación de sentimientos identitarios en el sur de España, principalmente en las provincias de Huelva y Badajoz. Su madre, la única familiar de los secuestrados que ha comparecido a fecha de hoy, ha manifestado que el interés de su hijo por los extremeños viene desde el momento en el que se enteró de la procedencia pacense de su abuelo, Nicolás, de profesión agricultor. “No podía soportar la desnutrición identitaria de los niños extremeños que no se saben ni el himno de Extremadura”, afirmaba la madre de Jordi ante los medios de comunicación.

Pere, Arantxa, Francesc y Jordi habían coincidido el fin de semana en alguna zona próxima a Ibahernando, donde se encontraba el punto de provisiones de banderas, aunque los tres primeros solían trabajar en la zona norte cacereña llevando píldoras verdes blancas y negras a bajo coste. Aunque no se teme por sus vidas, se cree que los secuestradores podrían estar relacionados con el Frente de Liberación Nacional de las Hurdes (sospechosos también de la explosión en la Línea 12 del metro de Cáceres), y tendría como objetivo la obtención de una recompensa económica.

 

Share Button