• Home »
  • Deporte »
  • Protesta por el traslado de los Isótopos de Sprinfield a Alburquerque

Protesta por el traslado de los Isótopos de Sprinfield a Alburquerque

Homer Simpson se encadena ante el castillo de Alburquerque en señal de protesta por el inminente traslado de los isótopos de Sprinfield al pueblo extremeño.

El técnico de seguridad nuclear, Hommer Simpson, ha llegado este fin de semana a Alburquerque para encadenarse a la puerta del castillo de luna como forma de protesta por la venta del club de béisbol de Sprinfield a un importante empresario de Alburquerque.

Homer habría descubierto por casualidad en las oficinas del club de béisbol que este planeaba mudar el equipo a Alburquerque, puesto que ya tenían listas las camisetas y pancartas para el nuevo equipo, que utilizaría el castillo como elemento principal del nuevo escudo.

Simpson ha denunciado que la mascota de los Isótopos de Sprinfield, Duffman, estaría también involucrada en el proceso secreto de traslado del equipo y habría colaborado con los dueños de este drogándole para evitar que así pudiera salir a decir la verdad al equipo.

El ciudadano más famoso de Sprindfield ha indicado que piensa quedarse encadenado a la puerta del castillo hasta que el presidente de los Isótopos reconozca que él tiene razón y de marcha atrás en sus planes de vender el equipo.

Mientras tanto el alcalde de la localidad, Ángel Vadillo, ha declarado no entender el revuelo que se ha producido, puesto que el ayuntamiento no estaría pensando en comprar el equipo de béisbol de Sprinfield, sino que entre los planes de su gobierno la apuesta es comprar los Cowboys de Dallas.

No obstante, Vadillo ha querido solidarizarse con Simpson, por lo que ha ido a visitarle en múltiples ocasiones y a llevarle unas rosquillas típicas del pueblo, “yo me pasé una jartá de tiempo encadenado ante el ministerio de industria, así que en el fondo entiendo muy bien a este hombre”, ha declarado el primer edil de Alburquerque.

Share Button

Otras noticias de Extremadura: