Hallan en la Catedral de Coria el Hule de la Última Cena

Científicos de la NASA, el CESIC y y el IES Alagón estudian los restos pegajosos del hule.

La tradición cauriense siempre ha afirmado que en el interior de la Catedral se encontraba el hule de la última cena de Jesucristo con sus apóstoles, pero la sorpresa ha sido mayúscula cuando la pasada nochebuena al buscar un mantel adecuado para el obispo, el deán de la Catedral encontró un hule escondido entre una de las grietas de la nave principal de la iglesia.

Tras avisar a los científicos locales del Instituto Alagón, estos se han puesto en contacto con la NASA y el CESIC para realizar un profundo estudio que certifique la autenticidad del Hule de la última cena. Los científicos de la NASA sospechan que tanto el hule de la última cena como el protector del colchón de la cama de María Magdalena fueron realizados a la vez en la fábrica de plásticos de CATELSA Cáceres hace más de 2.000 años.

El hule posee un bonito estampado con el mapa de España de hace 2.000 años donde se puede ver como Olivenza aun pertenece a Portugal y Guadalupe es propiedad de Toledo.

El análisis previo de las migas de pan y los chorretones de vino indicaría que Jesucristo y los 12 apóstoles habrían cenado migas con torreznos y chorizo asado a la lumbre, algo que se desprende por el fuerte olor a humo que tiene el hule.

Iker Jiménez llega a Coria

La historia del Hule de la última cena ha salido a la luz este domingo cuando Iker Jiménez ha aparcado la nave del misterio en la plaza del ayuntamiento viejo para dirigirse a grabar un especial a la Catedral de Coria.

El periodista de CuatroTV ha indicado que realizarán un especial de Cuarto Milenio dedicado a Coria y los misterios que encierra la grieta de la Catedral: “si te arrimas suavemente a la grieta se puede escuchar claramente un fantasma gritando: otro toro, otro toro, algo que el presentador de televisión ha calificado de “espeluznante”.

Jiménez ha indicado que están también investigando la existencia de un fantasma llamado “Ofelia de Argeme”, que caminaría de noche por las calles de la ciudad vieja de Coria canturreando canciones como “la loles” o “cielito lindo”, y que sería el responsable de la psicofonía de la grieta de la catedral.

Share Button