• Home »
  • Local »
  • Desahucian 2 estudiantes de veterinaria que acumulaban 75 gatos en casa

Desahucian 2 estudiantes de veterinaria que acumulaban 75 gatos en casa

Maria y Felisa son dos estudiantes de 1º de Veterinaria que el pasado lunes fueron desahuciadas de su piso de estudiantes en Moctezuma en donde tenían más de 75 gatos en adopción.

Desde el inicio de curso los vecinos del cacereño barrio de Moctezuma comentaban la escasez de felinos, algo que achacaban al aumento exponencial de perros que pasean por el barrio en los últimos tiempos, la sorpresa ha saltado cuando esta mañana una brigada especial del Seprona de la Guardia Civil se ha presentado en un bloque de la Avenida de Moctezuma donde ha procedido a desalojar a Maria y Felisa junto con los 75 gatos que almacenaban.

Los miembros del Seprona se encontraron con una vivienda totalmente dominada por los gatos, con cajones de arena por todos los rincones, gateras en todas las puertas, un LP en vinilo de Rosario Flores con el tema “Mi gato” y un recopilatorio de versiones de “el gato que está triste y azul” de Roberto Carlos.

Las dos estudiantes de veterinaria fueron trasladadas con sendas crisis de ansiedad al Hospital Virgen de la Montaña mientras gritaban “mi gato hace uy uy uy“. Ambas eran conocidas en la facultad de veterinaria por estar siempre hablando de gatos y solían levantar la mano en todas las clases preguntando si esa explicación era válida también para gatos, lo cual solía sacar de quicio a algunos de sus compañeros de clase.

Solían recibir la visita de la tuna de magisterio

Sus vecinos han destacado que eran personas muy normales, que siempre saludaban cuando se cruzaban en el rellano y que nunca habían tenido problemas con ellas. La Señora Eufrasia, vecina de María y Felisa, quiso destacar además que solían recibir la visita de la tuna de magisterio, que subía al piso para interpretar su música amansar a los felinos.

Puchi, Felisina y Puri son algunos de los 75 gatos que se han quedado actualmente sin casa, y que de momento se encuentran recluidos en las dependencias de la policía local de Cáceres, a donde están acudiendo un grupo de señoras mayores con el pelo blanco con raspas de sardinas para ayudar a su manutención.

La perrera municipal ha rechazado acoger los gatos puesto que podría crearse un conflicto de intereses con los perros, mientras que la asociación local de restauradores chinos ha indicado que ellos podrían hacerse cargo del tratamiento de los 75 gatos.

Share Button

Otras noticias de Extremadura: